Productos Obras Nosotros contactos Home

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   

Historia

 

Share |

 

Historia

Antes de 1972 la única forma de conseguir Tierra de color era comprándola a granel o en sacos de 25 kilos. José Cortés Sánchez, fundador de Ibérica Industrial, vio el potencial en la comercialización de tierra de color envasada en bolsas de 1 kilo. En un comienzo la idea fue mirada con desconfianza por el mercado nacional pero la última palabra siempre la ha tenido el consumidor. Así, por más de 39 años hemos sido la marca preferida de la gente a la hora de elegir los pigmentos que colorearán sus proyectos. Ya sea en terrazas, pinturas, baldosas o revestimientos de exteriores, la tierras de color Ibérica, al igual que los Pigmentos importadossiempre han sabido estar a la altura de las exigencias de sus clientes, como lo demuestran los más de 100 millones de unidades vendidas.

Desde el comienzo hemos creído que lo realmente importante no son los productos que salen de nuestra fábrica, sino lo que los clientes pueden  hacer con ellos,   por eso nuestra  meta principal siempre ha sido mejorar la calidad de vida  de  las  personas,  haciendo   más  fácil  y  cómodo el  manejo de  nuestros productos.  Con esto sólo hemos pretendido disminuir los obstáculos de la gente a la hora de hacer sus trabajos y proyectos realidad.

De acuerdo con estas metas, nuestra política se ha caracterizado por las fuertes inversiones en el desarrollo de nuevos productos y tecnologías que nos permitan mantener nuestra excelencia en un mercado cada vez más competitivo y abierto al exterior. 

De esta forma, siempre buscando nuevos proyectos, en 1989, fue creada Plásticos Ibérica, una empresa dedicada a la fabricación de productos de polietileno. Lo que empezó  como un proyecto destinado a fabricar las bolsas utilizadas en el envasado de Tierras de color, hoy es una industria que produce más de 50 productos distintos entre los que se cuentan mangas, bolsas impresas, protectores plásticos para pintar y cintas peligro de polietileno.

A partir del año 2005 para poder cumplir con la enorme demanda de bolsas de tierra de color, se decidió importar una maquina envasadora automática, lo que provoco un aumento en la producción en más de 500.000 bolsas mensuales.

En este ámbitonuestro espíritu innovador nos ha conducido a alcanzar resultados sorprendentes en lo que se refiere a la respuesta de los consumidores frente a la venta de mangas de polietileno dimensionadas en medidas pequeñas fáciles de transportar y manipular.

Para nosotros cada día es un reto que debemos enfrentar. Somos conscientes de la dificultad de la tarea pero confiamos en que sabremos estar a la altura del desafío mientras mantengamos intacta la fe en la perseveranciacreatividad y calidad del servicio al cliente que nos han caracterizado hasta ahora.